¿QUIÉN ES JESÚS?

Nadie más ha influido en la historia como Él.
 

Jesús es el Hijo de Dios. Los profetas del Antiguo Testamento hablaron de su venida y describieron el impacto eterno y cambiante que tendría.

Jesús es tanto Dios como hombre. Él calmó los mares y caminó sobre el agua. Con un toque de su mano, curó enfermedades incurables. Restauró la vida a aquellos que habían muerto físicamente.
 

Jesús personifica el amor. Pagó el precio final para que pudiéramos vivir con Él para siempre. Nos ve a través de los ojos del amor.
 

Nos ama a pesar de cada pensamiento hiriente, cada palabra dañina y cada acción errónea. Todo esto es el resultado del pecado, que contamina todo lo que hacemos. Está detrás de cada hogar roto, cada vida vacía, cada enfermedad, cada emoción dañada, cada pena y dolor. Y como dice la Biblia, el resultado del pecado es la muerte (Romanos 6:23). Pero Jesús mismo estaba sin pecado; sólo Él podía pagar la pena por nuestros pecados.
 

Por su amor, sufrió, murió y resucitó.
 

Estamos perdonados. Todos los que creen en Jesús tienen garantizada la vida eterna con Él en el cielo. ¿Por qué Jesús hizo esto? Porque Jesús es amor.

¿Quieres saber más? Conecta con nosotros.

5.jpg
1.jpg
Bible